México: Brutal recorte al Presupuesto Indígena en el 2017

De cumplirse la amenaza brutal del recorte presupuestal a los pueblos indígenas, será una verdadera tragedia nacional, advierte Marcods Matías Alonso. En México, la población indígena crece progresivamente y el presupuesto destinado para su bienestar social decrece alarmantemente

Por Marcos Matías Alonso* – Servindi

En México, la población indígena crece progresivamente y el presupuesto destinado para su bienestar social decrece alarmantemente. Los recientes datos estadísticos así lo expresan.

La Encuesta Intercensal 2015 (EI/2015), que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicó en diciembre del 2015, informa que, sobre una población nacional de 119,530,753 habitantes, 25,694,928 se autoreconocen como ciudadanos indígenas.

Es decir, el 21.5% de la nación mexicana se autoadscribe originario de pueblos y comunidades indígenas. Es un porcentaje considerable que los poderes de la nación deben considerar en la asignación presupuestal del país. Es relevante la siguiente grafica de la población indígena de México.

Cualquier  diseño de política pública o de asignación presupuestal no puede, ni debe pasar por alto la reciente cifra poblacional de los pueblos indígenas de México. Más de 25 millones de indígenas no pueden quedar excluidos de los beneficios del desarrollo nacional del país.

El 8 de septiembre pasado, Antonio Meade, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), entregó al Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el Paquete Económico para el ejercicio fiscal del 2017 (PE/17) con un Presupuesto de Egresos de la Federación del 2017 (PEF/17) previsto por 4 billones 837 mil 512 millones de pesos.

Es decir, la Presidencia de la República presentó el PEF/17 con un recorte al gasto público por 239 mil millones de pesos. La amenaza del recorte al gasto púbico afectará a la educación, salud, cultura, al campo y a los pueblos indígenas.

Las cifras sobre el presupuesto indígena que se presentan en el PEF/17 son de alta preocupación. El siguiente cuadro lo desgloso del Anexo 10 de las “Erogaciones para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas” del PEF/17 y lo comparo con el PEF/16, con las diferencias porcentuales que asignan a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

En el anexo 10 del PEF/17, además de la CDI, incluye a una docena de dependencias gubernamentales que son parte del “presupuesto transversal para pueblos indígenas”. Tal y como se observa en el cuadro anterior, del presupuesto transversal para el 2017, hay una reducción del 12.86%.

En el 2016, la CDI ejerció 11 millones 900 mil pesos; en el 2017, lo programan con 5 millones 800 mil pesos. Es una alarma nacional la reducción de 6 millones de pesos que representa el 51.21%.

En el rubro de “Infraestructura Indígena”, los datos son preocupantes: en el 2016 la CDI ejerció 7 millones y medio y en el 2017 le programan 2 millones de pesos con una reducción del 70.17%.

De cumplirse la amenaza brutal del recorte presupuestal a los pueblos indígenas, será una verdadera tragedia nacional. Miles de obras quedarán paralizadas, cientos de carreteras quedarán inconclusas e infinidad de proyectos indígenas se arruinarán. La esperanza indígena transitará hacia senderos impredecibles y no deseables.

De las dependencias gubernamentales que son parte del “presupuesto transversal para pueblos indígenas”, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sufre una reducción del 69.88%, la Secretaría de Economía disminuye 100%, a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, le recortan el 58.36% y a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, le reducen un 30.94%. En síntesis, la mayoría de las doce Secretarías que conforman el presupuesto transversal indígena padecen un severo recorte a su financiamiento para realizar la política social.

La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados (CHCD) ha definido la ruta para el análisis, la discusión y la negociación del PEF/17. El 28 de septiembre se reunirán con los funcionarios de la SHCP e iniciarán con la primera de varias rondas de discusión de los contenidos financieros del presupuesto.

El 5 de octubre inician las audiencias públicas con sectores sociales, empresariales y académicos. El 11 de octubre la CHCD distribuirá los pre dictámenes sobre la propuesta del PEF/17 presentado por la Presidencia de la República y la SHCP. Entre el 12 al 18 de octubre celebrará diversas sesiones y elaborará los dictámenes que serán puestos a consideración del Pleno del Congreso. El 20 de octubre, en Plenaria del Congreso de la Unión, los 500 Diputados Federales aprobarán el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2017.

¿Quién defenderá el presupuesto para los pueblos indígenas?

¿Quién defenderá el presupuesto para los pueblos indígenas? ¿La burocracia de la CDI quedará cruzada de brazos? ¿Los consejeros indígenas de la CDI se movilizarán para defender el presupuesto para los pueblos indígenas? ¿Las autoridades comunitarias y organizaciones indígenas se movilizarán para defender el presupuesto de sus comunidades?

Ojalá que alguno de los sectores indígenas levante la voz. Ojalá que los consejeros indígenas, que han sido los hijos predilectos de la CDI, movilicen su accionar para defender la institución que los ha cobijado en sus interminables reuniones sin que nada solucionen para sus comunidades.

Cándido Coheto, en su calidad de Presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara de Diputados, ha manifestado su rechazo al proyecto de presupuesto indígena que ha presentado la SHCP. Pero ello no es suficiente; a estas alturas, debió haber iniciado un proceso de negociación de alto nivel con la Presidencia de la República y con el titular de la SHCP para revertir el presupuesto indignante programado para el próximo año.

Paralelo al proceso de negociación de alto nivel, a estas alturas debió haber convocado un Foro Nacional para analizar el Presupuesto Indígena del 2017. En el contexto de las audiencias públicas que inician el 5 de octubre, la voz, exigencia y demanda de los pueblos indígenas debería hacerse presente en el Congreso de la Unión.

La Comisión de Asuntos Indígenas debería de convocar a una movilización nacional para defender el presupuesto para los pueblos indígenas. La causa es noble y necesaria. En la reciente historia de la CDI, es la primera vez que la presidencia de la República amenaza con un brutal recorte al presupuesto indígena. Aún es tiempo de revertir esta infamia que amenaza con hundir más la situación de pobreza indígena en nuestro país.

Esperemos que los Diputados de la Comisión de Asuntos Indígenas y los Coordinadores de las Fracciones Parlamentarias de todos los partidos políticos representados en el Congreso, no se muestren sumisos ni dóciles parlamentarios que obedecen fielmente las órdenes de la Presidencia de la República. No olviden que el Presidente propone y los legisladores disponen. La última palabra la tiene el Congreso de la Unión.


* Marco Matías Alonso es investigador titular del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS).

Pobreza infantil en México. Foto: Pulso DF

Deixe uma resposta

O comentário deve ter seu nome e sobrenome. O e-mail é necessário, mas não será publicado.

quatro × três =