El cambio climático afecta el acceso a los alimentos a nivel global

El número de personas que padecieron hambre el año pasado registró el aumento más rápido desde principios de siglo

Servindi

Aquellas personas que se clasifican como “hambrientas” aumentaron en 38 millones y llegaron a los 815 millones en 2016, lo que representa el 11 por ciento de la población mundial, según un informe de las Naciones Unidas. Los resultados también muestran que la seguridad alimentaria ha empeorado en algunos lugares pacíficos por culpa de la desaceleración económica, mientras que el 13 por ciento de los adultos están luchando contra la obesidad.

“Estas estimaciones son una señal de advertencia de que lograr el objetivo de un mundo sin hambre y desnutrición para el año 2030 será todo un reto”, apuntó la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y otras cuatro agencias. “Los deterioros se han observado especialmente en situaciones de conflicto, a menudo agravadas por sequías o inundaciones, vinculadas, en parte, al fenómeno de El Niño”, agregó en ese sentido.

Más de la mitad de los hambrientos viven en zonas afectadas por conflictos violentos que han frustrado la agricultura local y han restringido el acceso a los alimentos.

Las naciones africanas están entre las más afectadas. La hambruna fue declarada a principios de este año en el sur de Sudán, mientras que Nigeria, Somalia y Yemen han sufrido escasez de alimentos. El aumento de la desnutrición también se produjo en un escenario donde el precio de los alimentos se incrementó, después de registrar mínimos en los últimos siete años.

Varios países que dependen, en gran medida, del envío de materias primas han visto caer los ingresos fiscales y de exportación en los últimos años. Eso se debe a la baja de los precios del petróleo y los minerales, tal y como reza el informe.

Esto ha afectado a la disponibilidad de alimentos y a la capacidad de proteger los hogares pobres contra el aumento de los precios domésticos de los alimentos.

Foto: Naciones Unidas

Deixe uma resposta

O comentário deve ter seu nome e sobrenome. O e-mail é necessário, mas não será publicado.