CIDH: “Las mujeres viven en un contexto de violencia y discriminación”

Servindi

Un reciente informe publicado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sitúa a las mujeres de América Latina y el Caribe en un contexto de «violencia y discriminación estructural y endémica» que limita el cumplimiento oportuno de sus derechos fundamentales.

A través del documento titulado «Violencia y discriminación contra mujeres, niñas y adolescentes: buenas prácticas y desafíos en América Latina y en el Caribe», la CIDH asocia esta situación con las altas tasas de homicidios por razón de género; además de una serie de barreras sociales que les restringen el acceso a la igualdad de oportunidades.

«Dado el contexto de violencia y discriminación que enfrentan las mujeres, niñas y adolescentes en la región, la Comisión las ha identificado como personas en situación particular de discriminación y, en consecuencia, ha priorizado sus líneas de trabajo para promover y garantizar sus derechos fundamentales», se lee en el texto que incluye 4 capítulos en 150 páginas.

Las mujeres: Víctimas de patrones sociales

Si bien la primera parte del informe la CIDH presenta un recuento de los avances en materia legal sobre la lucha contra la violencia a la mujer en todas sus formas; el organismo internacional aborda el problema desde una perspectiva registradora y con el fin de aportar a los desafíos que aún se presentan.

En ese sentido, la Comisión Interamericana identifica los «factores estructurales» tales como el sexismo, el machismo y la prevalencia de estereotipos de género profundamente arraigados en las sociedades de esta región.

Del mismo modo, la CIDH analiza los patrones de violencia que continúan afectando a las mujeres y niñas; tales como la prevalencia de asesinatos por motivos de género; las cifras alarmantes de desapariciones de mujeres y las fallas al momento de investigar estos casos.

Todo ello sin dejar de lado algunas formas de violencia contra la mujer que parecieran pasar desapercibido; como es el caso de la violencia obstétrica; los efectos de la criminalización del aborto y los impactos del crimen organizado, todos ellos relacionados a los derechos de las mujeres y adolescentes.

Las niñas: El grupo de mujeres invisibles

Uno de los principales hallazgos del informe se relaciona con este sector. Para la CIDH se trata de una «persistente invisibilidad de las necesidades específicas de las niñas», quienes por ser menores de edad (- 18 años), no gozan de las necesidades especiales de protección requeridas como personas en crecimiento.

Entre las principales formas de violencia y discriminación contra este sector, la CIDH ha identifica el matrimonio infantil y uniones de hecho; el embarazo precoz como resultado de la violencia sexual; el trabajo infantil, la explotación laboral; la trata de personas y la violencia en el campo de las nuevas tecnologías.

«En virtud de la información recabada en la realización del presente informe, la Comisión advierte la exigencia de desarmar patrones socioculturales discriminatorios y estereotipados profundamente arraigados en los países de la región que resultan en la vulneración de los derechos de las mujeres», señalan.

Por último, la CIDH emite una serie de recomendaciones orientadas a la identificación activa de los grupos de mujeres, niñas y adolescentes en especial condición de vulnerabilidad; diferenciando sus derechos a fin de reconocer los desafíos específicos que enfrenta cada sector.

Cabe resaltar que este informe forma parte de la implementación del proyecto «Erradicación de la Violencia y de la Discriminación contra mujeres y niñas en América Latina y en el Caribe», ejecutado por CIDH con el apoyo del Gobierno de Canadá.

• Lee aquí el informe completo

Foto: Difusión

Deixe uma resposta

O comentário deve ter seu nome e sobrenome. O e-mail é necessário, mas não será publicado.

quatro × um =