Chile: No olvidamos, no perdonamos

SOAWatch

Este 11 de septiembre se cumplen 44 años del golpe de Estado en Chile donde miles de personas fueron asesinadas, desaparecidas y torturadas por la dictadura militar.

No podemos olvidar que EEUU jugo, en esa triste historia, un rol importante en la desestabilización del gobierno del presidente Salvador Allende alentando acciones terroristas y financiando a partidos y grupos de oposición, como medios de prensa, con el fin de desestabilizar al gobierno legítimo de Allende y generar, con esto, las condiciones para que FFAA dieran el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 y así se pusiera fin al proyecto de justicia social que perseguía la Unidad Popular.

No podemos dejar de recordar el “Informe Church: Acción Encubierta en Chile 1963-1973” que develo las operaciones que EEUU ejecutó o financio para derribar el gobierno de Salvador Allende como tampoco, un dato no menor, que durante 1970 y 1973 “aumento la capacitación” de EEUU; entrenándose a 781 militares chilenos en la Escuela de las Américas que operaba en Panamá entonces.

A 44 años de estos acontecimientos valoramos la lucha incansable de miles de mujeres y hombres que siguen hasta el día de hoy buscando a sus seres queridos, todavía desaparecidos, como a todas y todos los familiares que siguen luchando y exigiendo verdad y justicia ante estos crímenes que la conciencia de la humanidad no puede olvidar.

Levantamos nuestras voces y apoyamos la solicitud de extradición a Chile, desde EEUU, de Pedro Barrientos, involucrado en el crimen de Víctor Jara, y de Armando Fernández Larios, agente de la DINA, y participante de la “Caravana de la Muerte”, procesado recientemente por el crimen de Manuel Sanhueza Mellado, ocurrido en Pisagua el julio de 1974.

Tanto Barrientos como Fernández Larios, egresados de la Escuelas de las Américas, deben rendir cuentas ante los tribunales chilenos por su responsabilidad en estos crímenes.

Nos sumamos a Hijxs: “No olvidamos, no perdonamos”

En Solidaridad,

SOAWatch

Deixe uma resposta

O comentário deve ter seu nome e sobrenome. O e-mail é necessário, mas não será publicado.